Viaje a la aldea del crimen (Casas Viejas)

Viaje a la aldea del crimen, Ramón J Sender.“Sol rondeño para las coplas donde aparece siempre un guardia civil cruel y sanguinario y un bandido gentil y generoso. En el silencio atemorizado del pueblo veían las fuerzas algo misterioso y amenazador […] Su silencio era historia de la tierra esclava que quiere ser libre”. Son sólo un par de frases pero reflejan la esencia del terrible relato que nos trae Ramón J. Sender en Viaje a la aldea del crimen. La narración de un crimen, de asesinatos llevados a cabo porque sí, sin sentido… de un atentado contra unos campesinos que sólo querían trabajar para ganar su jornal y llevarse algo de comer a la boca al finalizar el día. Pero es también una crítica política, a unos gobernantes -de la II República en este caso- que no sólo fueron quienes ordenaron esa matanza gratuita sino que trataron más tarde de lavarse las manos. Una lectura imprescindible no sólo por la necesidad de conocer algunos hechos que han ocurrido en nuestro país y que Sender nos trae en formato de crónica periodística, sino también por el gustazo de disfrutar de la narrativa del autor.

El libro es en realidad una recopilación adaptada de los artículos que en su día Sender publicó para el periódico La Libertad, por lo que encontramos una perfecta combinación de reportaje periodístico y narrativa literaria. Viajamos así hasta el pueblo de Casas Viejas un día antes de que tengan lugar los trágicos acontecimientos para conocer no sólo lo que sucede a continuación, sino el ambiente que se palpa horas antes de que todo comience. Un pueblo cuyos habitantes están cansados de recibir algo de comida de vez en cuando sin poder trabajar, viendo cómo a su alrededor hay hectáreas y hectáreas de campo sin cultivar. Quieren ganar su jornal con el trabajo, pero los terranientes no hacen caso a esas tierras puesto que a ellos no les falta de nada. Así, deciden proclamar el comunismo libertario para que esas propiedades sean del pueblo y puedan cultivarlas, todo ello de forma pacífica. Ocasión que aprovecha la Guardia Civil del pueblo y los gobernantes para llevar a cabo asesinatos de gente indefensa, personas la mayoría que ni siquiera tenían que ver con esa proclamación puesto que ellos huyeron de  noche por el campo al ver sus vidas en peligro. Gente mayor, mujeres, hombres… daba igual… había órdenes claras de la República de llevar a cabo una razzia, es decir, ejecutar a quien encontrasen. El relato es realmente duro en algunos momentos gracias a lo bien narrado que está, una impresionante reconstrucción de los hechos que nos traslada a 1933, a esa pequeña localidad gaditana, con todo el sufrimiento que ello conlleva. Estremecedor.

Una historia trágica pero que es preciso recordar, para saber cómo se las gastaron en su día los gobernantes, conocer la historia de nuestro país y no volver a caer en los mismos errores. Un suceso que además sigue conmocionando hoy en día, muestra de ello es que es recordado año tras año. De hecho, en 2013, el pasado año, se celebraba el 80 aniversario de este triste acontecimiento. Insisto, imprescindible su lectura.

PUNTUACIÓN

8

Anuncios

Un comentario en “Viaje a la aldea del crimen (Casas Viejas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s