Un gato callejero llamado Bob

Un gato callejero llamado Bob, James Bowen.Más que un libro es casi una lección de vida. Basado en hechos reales -y de forma autobiográfica- el músico callejero James Bowen nos relata su historia, nos cuenta cómo su vida cambió, casi de la noche a la mañana, al conocer al que es su inseparable compañero de vida, Bob. Y lo hace con una narrativa sencilla y directa con la que consigue transmitirnos todo lo que vive el autor, todo lo que siente. Es una historia tremendamente humana, de ésas que llegan al corazón y emocionan. Y ése es para mí su mayor atractivo porque son muchas las que buscan precisamente eso, pero muy pocas lo consiguen realmente. Si a eso añadimos que, como a mí, te vuelven loco los gatos, ya tiene todos los ingredientes para convertirse en un gran libro que debes leer.

El subtítulo ya es bastante esclarecedor sobre lo que vamos a encontrar en su interior: “Cómo un hombre y su gato encontraron esperanza en las calles”. Y es que Un gato callejero llamado Bob cuenta precisamente eso, cómo un músico callejero y un gato callejero se encuentran, por casualidad, y comienzan una vida juntos en la que queda atrás todo lo malo que han vivido. James, el músico, era una persona drogodependiente. Su único sustento salía de las monedas que le echaban algunos viandantes mientras él tocaba la guitarra en una esquina. Se encontraba en ese momento luchando por salir de las drogas y vivía en un piso tutelado, aunque previamente ya había conocido el lado más duro de su adicción viviendo en la calle y llegando a cometer pequeños robos para costearse ese vicio. Una persona, además, alejada de su familia y solitaria al que todos rehuían en la calle. Todo esto cambia, y lo hace gracias a un anaranjado gato que aparece en su portal un día cualquiera. Bob, así le llama, no se encuentra en mejores condiciones que James. Mal alimentado y con alguna otra herida, ve también aparecer una nueva oportunidad de salir adelante, teniendo un hogar y alguien de quien cuidar y que le cuide. A lo largo de las páginas de este libro veremos cómo la vida de Bob cambia pero también la de James, juntos lucharán para seguir adelante y se convertirán en inseparables. Bob incluso le acompaña cada día a tocar su guitarra, granjeándose la simpatía y el cariño de londinenses y turistas que no escatiman en regalos para el pequeño felino, pero tampoco en propinas para el músico. Algo que ambos aprovecharán para llevar una vida mejor, buscando un trabajo mejor y alejándose de lo más oscuro de sus vidas. Como el propio autor reitera, la vida les dió a ambos una segunda oportunidad que sabieron aprovechar.

Un relato, de verdad, realmente entrañable y, por qué no decirlo, que también tira por la borda muchos prejuicios infundados hacia los gatos, esos grandes compañeros en el día a día.

Y, si os pasa como a mí, nada más leerlo o mientras lo hacéis os entrarán mil ganas de buscar más imágenes e historias de esta entrañable pareja, así que os dejo con uno de los vídeos que he encontrado de ellos.

PUNTUACIÓN

8

Anuncios

2 comentarios en “Un gato callejero llamado Bob

  1. Pingback: Lo mejor y lo peor de 2014 | entre líneas

  2. Pingback: Lo mejor y lo peor de 2014 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s