De qué hablo cuando hablo de correr

De qué hablo cuando hablo de correr, Haruki Murakami.Esperaba algo más de De qué hablo cuando hablo de correr. Y no porque me entusiasme el escritor en sí, Haruki Murakami, sino porque trata sobre qué significa correr para alguien que no vive de ello, que lo toma como una afición y un reto en su vida pero que no se dedica de forma profesional al deporte. Sin embargo, lo que me he encontrado ha sido una especie de memorias o diario donde el autor anotaba lo que se le pasaba por la cabeza no sólo cuando corría, sino cuando escribía, trabajaba o tenía que hacer frente a alguna actividad de su día a día. Salvo frases puntuales que sí merece la pena recordar e incluso mencionar en esta reseña, es un libro por el que pasas sin más, lo lees de forma fácil, te dejas llevar pero tampoco te deja mucho poso. No irías rápidamente a recomendarlo ni tienes excesivas ganas de comentarlo con nadie. Lo lees. Y ya está. Y comienzas a pensar en un nuevo libro al que echarle mano que te deje mejor recuerdo.

Pero como he dicho, hay frases o pensamientos puntuales que sí merecen la pena.Me quedo con la fuerza de voluntad que acompaña a Murakami a lo largo de todo lo que decide emprender en su vida. Quizás sean acciones que, en un primer momento, parezcan más bien difíciles o arriesgadas. Pero él las emprende con decisión, seguridad, esfuerzo y ganas de superarse a sí mismo. Creo que es una filosofía que debe acompañarnos a todos en el día a día… porque nada que merezca realmente la pena es fácil de conseguir. Y eso él lo aplica no sólo a las carreras, sino a la hora de escribir un libro o afrontar otros retos.

También me quedo con una frase que aparece al principio del libro, aunque ésta no sea del autor. “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”… totalmente aplicable a esos momentos en los que, mientras corres, sientes que no puedes más, que las piernas no responden o el cansancio te pesa demasiado como para seguir adelante. Y como menciona Murakami en el libro, se convierte en un mantra para algunos corredores de largas distancias. Pero que, si lo pensamos bien, también podemos aplicar en muchas facetas de nuestra vida.

Y, por último, me gustaría resaltar lo bien que refleja este libro que no todo es un camino de rosas a la hora de alcanzar nuestras metas, que pasamos por momentos realmente difíciles en los que, en ocasiones, es necesario darnos un respiro a nosotros mismos, tomarlo con más calma sin abandonar el objetivo para poder retomarlo con más ganas aún de las que teníamos al principio. “Precisamente porque son duros (los desafíos), y precisamente porque nos atrevemos a arrostrar esa dureza, es por lo que podemos experimentar la sensación de estar vivos”.

Así que… sí, tiene cosas que merece la pena. Pero en sí me esperaba mucho más del libro y hay muchas páginas que pasar por delante de nuestros ojos sin pena ni gloria.

PUNTUACIÓN

4

Guardar

Anuncios

3 comentarios en “De qué hablo cuando hablo de correr

  1. Pingback: Novedades abril | entre líneas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s