Valeria en el espejo / Valeria en blanco y negro / Valeria al desnudo

Saga Valeria, Elisabet Benavent.El primer libro de esta saga, En los zapatos de Valeria, me enganchó. Ya lo dije en su momento: divertido, fácil de leer, con puntos originales dentro de historias más bien facilonas o recurrentes. Sin embargo, no creo que el resto de libros tengan tantísimos aspectos diferentes como para separarlos en diferentes reseñas, así que he decidido hacer una mezcla del segundo al cuarto.

El segundo de esta saga, Valeria en el espejo, me dejó un poco a medias. No encontré esa frescura que tenía el primero. Sigue teniendo capítulos divertidos y, por supuesto, sigues pendiente de la historia. Pero no es lo mismo. Algo parecido me ocurrió con Valeria en blanco y negro. Lo viví como una especie de transición hacia hechos que, esperas, finalmente ocurran. Un momento en el que tanto Valeria como Nerea, Carmen y Lola comienzan a vislumbrar cambios importantes en sus vidas sin que terminen de explosionar del todo. A rasgos generales, el humor sigue presente en toda la saga así como las contrastadas personalidades de unas y otras. En este sentido, creo que los personajes están muy bien construidos y desarrollados manteniendo siempre esa esencia que les hace tan característicos.

El último libro de la saga, Valeria al desnudo, es de los que más me ha gustado junto al primero. Se puede apreciar con mucha más claridad cómo ha ido cambiando la vida de las cuatro a lo largo de esos años. Tiene más acontecimientos, más humor, más momentos importantes y un final del que prefiero no decir nada para que no se sepa cuál es.

Al principio del último libro (alerta, ¡spoilers!) Valeria tiene una relación con Bruno, con la que a pesar de encontrarse agusto sigue sin hacerla del todo feliz. Incluso harán un amago de vivir juntos unos meses por motivos de trabajo… ¿servirá para darse cuenta de que eso es lo que quiere o para todo lo contrario? Porque, por mucho que le cueste aceptarlo, le resulta imposible olvidarse del todo de Víctor, quien no dejará de intentar recuperarla. Carmen, ya casada felizmente con Borja, aumentará la familia mientras debe aceptar que su vida ha cambiado a raíz de ser madre. No podrá dedicar todo el tiempo que ella quisiera al trabajo y lograr esas altas aspiraciones que se marcó años atrás. Un cambio que se le hace difícil pero que deberá ir aceptando poco a poco. Lola ya ha dado el paso de comenzar una relación de verdad, ¿pero logrará mantenerla? ¿Conseguirá no volver a caer en su rutina anterior? Y, por último, Nerea… quien ha dejado atrás a esa chica estirada y conformista para plantarse y luchar por lo que de verdad quiere. Un cambio que se hará realmente efectivo en esta última entrega y que sorprenderá a todos.

Sé que hace unas líneas he prometido no pronunciarme sobre el final… pero creo que no ocurrirá nada si comento sólo una cosa más. Una vez ya terminado el libro y desvelado el final, la autora hace un pequeño repaso por la situación “actual” de las cuatro, de lo que ha ocurrido en los últimos cinco o seis años. Son sólo unas pocas páginas pero contienen una reflexión que me ha parecido muy acertada a la par que obvia y real, aunque no está de más recordarlo. Viene a decir que la vida no es ese cuento en el que al final todos comen perdices, en el que todo es perfecto… que la vida tiene muchos vaivenes y que la mayoría de nosotros, especialmente las mujeres – todo hay que decirlo-, debemos dejar muchos sueños atrás para cumplir otros. Porque la vida no es tenerlo todo, sino ser feliz con lo que uno tiene.Y la conciliación laboral/familiar, hoy en día, es una utopía. Al final lo importante es hacer lo que a uno le haga más feliz y rodearse de personas que ayuden a conseguir ese objetivo.

PUNTUACIÓN

6

Anuncios

2 comentarios en “Valeria en el espejo / Valeria en blanco y negro / Valeria al desnudo

  1. Totalmente de acuerdo contigo en la reseña. Pero me quedo con tu última reflexión:
    “Porque la vida no es tenerlo todo, sino ser feliz con lo que uno tiene. […] Al final lo importante es hacer lo que a uno le haga más feliz y rodearse de personas que ayuden a conseguir ese objetivo.”
    Hace unos días, en un reencuentro con unas amigas, después que hay personas que no son capaces de disfrutar con lo que tienen, que tienen una bastante buena, un trabajo con el que soñaban hace años, y se dedican a buscar problemas y a sacar todas pegas que encuentran. Ante esto, sólo puedo pensar que nunca encontrarán la felicidad, siempre estarán insatisfechas. Lo importante, como tú dices, es ser feliz con lo que tienes y buscar los pequeños instantes de felicidad que consiguen que la vida merezca la pena.

    • ¡Ole! Bien dicho guapa.

      Hay personas que, como dices, por muchas cosas buenas que les traiga la vida, sólo saben poner pegas y ver la parte mala… pero así nunca sonreirán. Me alegro de que tú seas del resto 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s