Tokio Blues

Tokio Blues, Haruki Murakami.Tengo sensaciones contradictorias con Tokio Blues. Por un lado, me parece una historia bien escrita que tiene mucho de análisis interior de las personas, algo que a mí me gusta a pesar de la lentitud que aporta en ocasiones; pero por otro lado me parece terriblemente deprimente, triste e incluso angustioso. Lo que tengo claro es que hay que enfrentarse a él en un momento de buen ánimo -ni os acerquéis en él si estáis de bajón- y con mucha paciencia por la lentitud que tiene. Aún así, y a pesar de que no es mal libro, tampoco me atrevería a recomendarlo. Hasta que empecé este libro no había leido nada de Haruki Murakami a pesar de lo que ha sonado en los últimos años… tampoco éste me llamaba especialmente la atención pero, cosas de la vida, comencé a leerlo.

El protagonista de Tokio Blues es un hombre que se para a recordar sus años de juventud, cuando era estudiante universitario. Toru Watanabe es bastante solitario, peculiar y está rodeado de muerte por todas partes, al menos ésa ha sido mi impresión. Éste es uno de los aspectos principales para calificar este libro de “deprimente” aunque el ritmo de la narrativa, la personalidad de los protagonistas y cómo describe los paisajes también ayuda. Volvamos al argumento. El libro se centra en la historia de amor que vive con una chica aún más peculiar que él… se trata de la exnovia de su mejor amigo de la adolescencia, con la que comienza una relación un año después de morir éste. Naoko, que así se llama ella, tiene importantes problemas mentales que le llevan incluso a internarse en un centro psiquiatrico. Algo que, en un primer momento, no será impedimento para el amor que surge entre ambos. Sin embargo, más allá de esas visitas, Watanabe continúa su vida, va conociendo a otras personas y buscando un lugar en el mundo. Aunque la relación entre ellos es uno de los ejes principales, en la novela también están muy presentes esas reflexiones internas de los jóvenes sobre qué están haciendo, qué quieren hacer con su vida, a dónde quieren llegar y cómo pueden conseguirlo. Un mundo en el que el camino aún está por recorrer y las esperanzas permanecen casi intactas. Se trata, así, de un libro muy reflexivo, de análisis interior, de profundizar en los personajes.

Por último, destacaría algunas peculiaridades del libro. Su narrativa es lenta, muy lenta, perdiéndose en detalles o acciones que resultan cotidianas e incluso insignificantes; con una acción muy pausada e incluso casi sin acción. Por otra parte, retrata muy bien los personajes al profundizar, como decía, en ese análisis interior de cada uno de ellos. Y, por cierto, no lo empecéis buscando un final de la historia porque no lo váis a encontrar. No es que su autor tenga ánimo de continuar la historia en otro libro, no… es que como decía ese análisis interior está por encima de todo en el libro, más allá incluso de la historia y por ello el autor ni se molesta en ponerle un final al no ser ése el objetivo. Una narrativa curiosa la de Murakami, sin duda, que no termina de convencerme del todo.

PUNTUACIÓN

6

Anuncios

2 comentarios en “Tokio Blues

  1. Firmo debajo de todo lo que has dicho. Lo leí hace un par de años por todas las recomendaciones, todo lo que se hablaba de él y me pareció muy lento y deprimente. El primer libro que leí de Murakami y el último, hasta la fecha… Como sean todos iguales, a mí no me convence

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s