No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, Laura Norton.Un libro divertido es una buena opción para afrontar el inicio del año… y ése puede ser No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas. Una novela ligera, con muchos momentos que te harán reír y ambientada en la época actual. No todos los asuntos que en ella se abordan pertenecen a ese género de novela ligera pero sí están tratados con humor y permanecen en un segundo plano. La crisis actual, la necesidad de viajar a otro país que tienen los jóvenes para luchar por un futuro o las dificultades de emprender un negocio son algunas de las experiencias que viven los protagonistas en este libro de Laura Norton. Así que además de tener cientos de momentos en los que te hará reír, también podemos sentirnos reflejados quienes estamos ahora mismo entre los 25 y los 35. Y sí, es cierto que lo primero que llama la atención y la razón por la que comencé a leerlo fue su título.

Sara, la protagonista principal, es una treintañera que vive en Madrid junto a sus padres. Al ver que lo que ella ha estudiado no le apasiona, decide emprender una nueva aventura con algo que sí le ilusiona: el diseño de plumas. Un negocio que ya había tenido su abuela y en el que ella participó tan sólo una vez hace muchos años – en el instituto y para impresionar al chico que le volvía loca – pero cosechando un gran éxito. Para ello, se traslada a la casa que era de su abuela y reabre su taller. Mientras tanto, su novio decide marcharse un año a París con el objetivo de labrarse un futuro dentro de su profesión: la arquitectura. Los días van transcurriendo para ambos con bastante normalidad mientras luchan por lo que quieren… hasta que una serie de hechos provocará que la vida de ambos cambie y la casa en la que vive Sara se convierta en un ir y venir de personas. Todo ello además, en el peor momento para ella: afronta el momento más delicado de su nuevo negocio, un importante proyecto que la puede llevar al éxito o al fracaso.

Y mientras lo prepara… allí que se juntan la propia Sara; su padre, que ha decidido abandonar la casa en la que vive con la madre de Sara después de haberse enterado de un problema en su matrimonio; su hermana, que decide mudarse con ellos para no quedarse con su madre; el nuevo novio de ésta, con el que pretende casarse y resulta ser alguien muy conocido por Sara; el novio de Sara, que viene unos días de visita; y un amigo de éste. Podéis empezar a imaginar la cantidad de situaciones divertidas, extrañas y curiosas que comenzarán a suceder en esa casa con tantas personas viviendo en ella y tan diferentes.

Os hará reír en más de una ocasión… eso queda garantizado. Pero también me gusta ese “algo más” que quiere darle la autora al situarlo en la época actual, con personajes que todos podemos sentir muy cercanos y cuyas vidas se ven fuertemente trastocadas por el momento actual que vive el país. Todo ello, eso sí, abordado como ya he dicho desde el humor.

PUNTUACIÓN

6

Anuncios

2 comentarios en “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

  1. Pingback: Novedades enero | entre líneas

  2. Pingback: Ante todo, mucho karma | entre líneas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s