Hombres buenos

Hombres buenos, Arturo Pérez Reverte.Imposible destacar sólo una cosa que me haya gustado de este nuevo libro de Arturo Pérez-Reverte. Como me suele ocurrir con sus historias, me encantan desde la primera página hasta la última. Y, en esta ocasión, por un motivo adicional. No sólo ha vuelto a escribir una historia realmente interesante, bien ambientada, inmejorablemente narrada y de imprescindible lectura, sino que además lo ha hecho de una forma novedosa, que impacta y que además es muy acertada.

En Hombres Buenos no sólo vamos a conocer la historia de sus protagonistas, no sólo vamos a realizar un largo viaje con dos académicos de la Real Academia de la Lengua Española como son Don Pedro Zárate y Don Hermógenes Molina, sino que además acompañaremos al autor del libro, a Pérez-Reverte, en el nacimiento y elaboración de la historia. Así, veremos cómo surge en él la idea de escribir esta novela y qué pasos sigue para poder documentarse e inspirarse para redactar la misma. Un proceso realmente interesante para cualquier persona que le encante no sólo leer un libro sino que también se interesa por la forma de hacerlo. En ningún momento se pierde en detalles banales sobre ello, sino que son pequeñas líneas que van acompañando al relato central mientras él hace el mismo camino que en su día hicieron ambos académicos.

Es un relato que nos permite adentrarnos en la España de ese momento, con personas que luchan por el progreso mientras los lastres de siempre les tienen atados de pies y manos; pero también en ese París agitado y prerrevolucionario del siglo XVIII. Como ya es habitual en el autor, el contexto histórico está muy bien estudiado y así se refleja en las páginas de la novela, todo acontecimiento queda perfectamente ubicado y contextualizado sin recurrir por ello a eternas descripciones que resultan tediosas en algunos autores. Pérez-Reverte sabe conjugar muy bien esa acción de sus personajes en el espacio y el lugar de tal modo que nos adentramos muy bien en la historia.

Por otra parte, como académico que es el autor, nos ha permitido adentrarnos en esa institución que es la Real Academia Española, con siglos de historia luchando por nuestra lengua. Ha querido dejar constancia del trabajo que se realiza dentro de sus paredes y el tiempo que llevan trabajando para hacer de ésta una institución de prestigio.

Hombres Buenos nos narra la historia de la llegada de la Encyclopédie a España, una enciclopedia francesa de 28 volúmenes redactada por los hombres ilustrados de la Francia del momento y que aboga por la razón por encima de viejas tradiciones, supersticiones o creencias religiosas. Un símbolo del progreso que tenía prohíbida su entrada a nuestro país pero que la Academia decide traer a su biblioteca por la importancia que tiene en el devenir histórico y en la redacción de su próximo diccionario. Una misión que la institución decide encomendar a dos “hombres buenos”, dos académicos que resultarán ser Don Pedro Zárate, almirante de la Armada Española, autor del Diccionario de Marina; y Don Hermógenes Molina, bibliotecario de la Academia. Ambos son dos personas honradas, que buscan lo mejor para su país y para la Academia aunque con dos formas de ver la vida bastante diferentes. El alto y serio almirante se inclina más por las ideas enciclopedistas francesas que sitúan a la razón por encima de todo, mientras que el bajito y bueno Don Hermógenes, si bien ve necesarios muchos cambios en la España del momento y es partidario de abrir un poco más la puerta al progreso, lo hace desde unas firmes creencias religiosas en las que Dios hace de juez.

Ambos inician su camino a París sin apenas tener relación entre ellos más allá de esas conversaciones cordiales de cada sesión semanal en la Real Academia… pero los días de trayecto crearán entre ellos una nueva complicidad. Son realmente magníficos los diálogos que mantienen ambos personajes sobre el presente, pasado y futuro de España… Pérez Reverte consigue reflejar perfectamente ambas posturas creando unas conversaciones dignas de leer, como las que habrán tenido muchos hombres ilustrados de la época. La misión que les han encomendado no resultará nada fácil pero ambos lucharán por llevar a buen término el cometido y traer esos 28 volúmenes a España.

Me parece una novela imprescindible de leer no sólo porque resulta realmente interesante, sino por todo lo que se puede aprender del momento del país y la agradable sensación de que, aunque haya millones de personas en un país dispuestas a arruinar la vida de muchas personas mirando sólo por sus intereses, siempre quedarán esos hombres buenos que luchan por causas nobles y se preocupan por la educación y la cultura de los ciudadanos.

PUNTUACIÓN

9

Anuncios

3 comentarios en “Hombres buenos

  1. Pingback: Resumen libros 2015 | entre líneas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s