La templanza

La templanza, María Dueñas.Tengo que reconocer que en cuanto María Dueñas publica un nuevo libro, me pongo a leerlo rápidamente debido a todo lo que me gustó en su día El tiempo entre costuras. Y no, no ha habido ninguno después que haya sido para mí tan bueno como el primero, pero aún así merece mucho la pena deleitarse con la narrativa de esta autora.

En esta ocasión nos lleva hasta México, Cuba y el sur de España… viajes que ella acostumbra realizar en sus libros y con los que nos hace conocer muy de cerca tanto estas zonas como a las personas que habitan en ese tiempo y lugar. Algo que ya juega a su favor y que habla muy bien de sus libros. Pero también nos permite conectar con los protagonistas muy de cerca, sentir lo que ellos están sintiendo en cada momento y vivir las emociones casi en nuestra piel. Una historia ésta, que como a ella le gustan, despierta grandes emociones y busca conectar con el lado más humano de cada persona. Es un libro lento, sí, por supuesto, para disfrutar con tranquilidad y pausa… si buscáis grandes acciones y tramas, La templanza no es el relato más adecuado para vosotros, pero si os gusta sumergiros en largas historias con vivencias personales, sí es una gran opción.

El tercer libro de María Dueñas nos trae la historia de Mauro Larrea, un minero español emigrado a México, país donde lleva años labrándose una importante trayectoria profesional como minero. Empezó desde cero, sin nada y a las órdenes de diferentes patrones, pero su empuje le ha permitido llegar alto. Una suerte que, de repente, se ve truncada después de que el estallido de la Guerra de Secesión en Estados Unidos acabase con las instalaciones -ubicadas en dicho país- por las que había apostado casi todo lo que había logrado hasta ese momento… una explotación que, de llevarse a cabo, prometía grandes beneficios pero que se quedó en un absoluto fracaso. Este contratiempo hará que Mauro se replantee su vida de forma drástica, hasta tal punto que decide marcharse a Cuba para buscar alternativas profesionales que le permitan no hundirse en la ruina; pero no sólo eso, sino también mantener oculto lo que ha ocurrido para que no afecte a ninguno de sus dos hijos. Su hija, Mariana, está a punto de dar a luz; mientras que Nicolás, ahora de viaje por Europa, está prometido con la hija de una importante familia.

Diferentes acontecimientos que ocurren en la isla, muchos por azar, hacen que el minero se vea en posesión de unas viejas bodegas ubicadas en el sur de España, en Jérez… hasta donde viaja para poder venderlas y solventar esa deuda económica en la que se encuentra inmerso. Un lugar del que querrá marcharse nada más llegar pero que le tiene muchas sorpresas guardadas. Una historia de lucha personal, de riesgos, de sentimientos encontrados y de viajes que darán un giro a la vida que hasta entonces llevaba Mauro Larrea. Él es el gran protagonista de su relato, pero es cierto que hay otros personajes secundarios que si bien no aparecen a lo largo de todo el libro, juegan papeles muy importantes.

Se nota que es un libro muy trabajado, bien documentado y en el que la autora ha puesto mucho sentimiento. Una seña ya de identidad en su literatura y que se agradece muchísimo. Leer a María Dueñas es reencontrarse con la literatura de calidad, con las vivencias personales narradas de forma cercana, con la Historia que se cuela entre líneas por sus relatos… y por eso es imposible resistirte a sus libros cada vez que publica uno.

PUNTUACIÓN

8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s