Martina con vistas al mar

84_GrungeDivertidos y adictivos, así suelen ser los libros de Elisabet Benavent, y Martina con vistas al mar no es una excepción. La historia engancha desde el principio, y no sólo la de la protagonista principal, Martina, sino también las de sus dos amigas y compañeras de aventuras: Amaia y Sandra. Incluso alguna de éstas puede gustarte más que la principal. Es un libro que se hace muy ameno, que te hace reír, fácil de leer y adictivo. Eso sí, debo reconocer que para mí sigue sin haber ninguno como los de la saga Valeria… fueron los primeros que leí y los que más me siguen gustando de la autora.

Martina con vistas al mar comienza con una pequeña alusión al pasado de la protagonista, que en parte determinará su futuro. Ella trabaja en un restaurante donde realiza un trabajo mecánico y aburrido que no la satisface a nivel laboral… en el  plano sentimental las cosas tampoco andan muy allá puesto que acaba de terminar una relación de muchos años. Sin embargo, gracias a su ex se le presenta la oportunidad de conseguir el trabajo de sus sueños: trabajar en el restaurante El Mar, donde el chef principal es su admirado Pablo Ruiz. Un chico joven que ya ha cosechado grandes éxitos dentro del mundo gastrónomico y tiene un gran prestigio a nivel nacional. Es conocido por hacer platos sorprendentes  y deliciosos, pero también por un carácter bastante complicado, explosivo, con arranques bastantes difíciles de llevar. Entre ambos surgirá mucha química desde el principio… pero teniendo en cuenta que es su jefe y la contención propia de Martina, ésta intentará poner barreras a esa relación. Por otra parte, Martina vive con dos compañeras de piso: Amaia, una enfermera enamoradísima de un médico que tendrá que darse cuenta de la realidad a lo largo de las páginas del libro; y Sandra, una eterna estudiante que hasta entonces se ha dedicado a simular que estudiaba mientras sus padres se encargaban de costear todos sus caprichos, un estilo de vida que no ha querido abandonar bajo ningún concepto.

Una de las cosas que más me gusta del libro es esa historia a tres bandas, con momentos en solitario de cada una pero enfatizando también esas reuniones indispensables de amigas. Como ya he comentado, el libro engancha muy fácil y es difícil dejar de pasar páginas para ver qué ocurre con ellas. Si tengo que poner un pero, diría que los encuentros sexuales que se incluyen en este tipo de literatura chick-lit me han resultado un poco excesivos en este caso… no por cantidad, sino por el tipo de acciones que llegan a parecer más pornográficas que eróticas en muchas ocasiones. Un exceso que por ejemplo no encontré en los primeros libro de la autora pero que ahora así me lo parece. Así que reconozco que no me detuve mucho en estos relatos… ya que para mí lo mejor del libro es lo demás.

La historia además tiene algún giro que se agradece, con pequeñas sorpresas que se ven venir en cierto modo pero que te mantienen leyendo. También el finale está muy bien puesto que te deja totalment en suspense, con ganas de coger rápido el segundo libro de esta saga.

PUNTUACIÓN

6

 

Anuncios

2 comentarios en “Martina con vistas al mar

  1. Pingback: Martina en tierra firme | entre líneas

  2. Pingback: Mi isla | entre líneas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s