El regreso del Catón

96_GrungeRegresamos a las reseñas y lo hacemos con la segunda parte de El último Catón y es que ya os advertí que no iba a tardar mucho en leerlo. Y si bien mi favorita sigue siendo la primera parte, ésta también me ha gustado y creo que merece mucho la pena leerla. Ha sido un gustazo reencontrarse con los personajes del libro anterior gracias a la cercanía que creas con ellos a lo largo de la lectura… pero también con esa literatura de Matilde Asensi que sabe combinar a la perfección la historia con la aventura. Todo ello contado de una manera sencilla pero que consigue trasladarte por completo a los lugares en los que se desarrolla la acción mientras te va acercando página a página a los personajes para entender sus sentimientos y emociones.

El Regreso del Catón comienza unos años después del final del primer libro. Ottavia Salina y el profesor Farag han retomado su vida y, aunque durante los primeros años, se vieron obligados a permanecer en Europa (primero, por el continuo acoso del Vaticano para extraerles información y después por el descubrimiento de la tumba de Constantino), decidieron después iniciar una nueva vida alejados de todo aquello. Y el lugar elegido fue Canadá después de una importante oferta laboral que la Universidad de Toronto envió a ambos. Allí viven con la sobrina de Ottavia, Isabella, quien al igual que su tía ha decidido permanecer alejada del modo de vida de su familia, pertenecientes a la mafia siciliana como ya vimos en el primer libro. Un día reciben en su domicilio la visita de los Simonson, un matrimonio muy conocido tanto por sus influencias en las altas esferas como por la fortuna que manejan. Ambos parecen conocer a la perfección las aventuras de Ottavia y Farag a pesar de lo muy bien que han mantenido su secreto todos estos años… y les hacen una propuesta. Los Simonson quieren recabar la ayuda de los staurofilakes, a través de ambos, para entre todos hacer un hallazgo que pondrá patas arriba la base de la fé cristiana. Y es que están seguros de la existencia de los nueve osarios: las tumbas que pertenecen tanto a Jesús de Nazaret como a sus padres y hermanos. La recompensa para los staurofilakes no es pequeña: el último fragmento de la Vera Cruz, símbolo de su fé. La negativa de Ottavia a encontrar dichas tumbas es evidente, no sólo por los peligros que entraña sino porque atenta contra su fé, pero con la llegada de Kaspar -junto a su hijo Linus-, entre Farag y él lograrán convencer a la ex monja. Una aventura que será igual de complicada, emocionante y entretenida como la que ya vivieron los tres en el anterior libro. Y en la que contarán ahora con la ayuda de los Simonson y de la nieta de éstos, Abby.

La documentación a lo largo de toda la narración vuelve a ser una nota característica de la autora y uno de los motivos por los que sus libros cosechan tanto éxito. Pero si esa labor ya es ardua de por sí, mayor mérito quizás tiene el saber introducirla en la narración sin resultar tediosa y combinándolo como ella lo hace con las aventuras, la genuidad de sus personajes, los sentimientos y la intriga.

Si os gusta la novela histórica, narrada con rigor pero con ese punto de ficción… sin duda tenéis que leeros ambos libros porque es una apuesta segura. Os engancharán desde la primera página.

PUNTUACIÓN

8

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s