El ruiseñor

98_GrungeUna historia conmovedora que te mantendrá enganchado desde la primera a la última página. Y es que según lo vas leyendo, te va gustando más y más hasta que no puedes dejar de leer. Ambientado en la Francia de la Segunda Guerra Mundial, combina de una manera muy acertada acción y sentimientos con unos personajes que dejan huella.

Pero El Ruiseñor es también una llamada de atención sobre el papel que realizaron las mujeres durante la ocupación nazi. No salieron a combatir pero sí se encargaron de ayudar a la Resistencia, de salvar la vida a personas y de esconder a niños judíos que de otra manera hubieran muerto durante la guerra. Y lo hicieron mientras conseguían sobrevivir sin apenas comida, ropa o electricidad y bajo unos soldados alemanes que se encargaron de sembrar el temor allá por donde pasaban.

Kristin Hannah nos trae la historia de dos hermanas: Vianne e Isabelle Rossignol -cuyo apellido significa ruiseñor en francés-. Dos hermanas que tuvieron que salir adelante por sí mismas después de que su madre muriera y su padre se alejara de ellas tras vivir en primera persona la Primera Guerra Mundial. Una realidad que les volverá a azotar con la ocupación nazi. Vianne vive en el pequeño pueblo de Carriveau junto a su marido, Antoine, y su hija Sophie… llevan muchos años juntos hasta que obligan a Antoine a ir a filas para combatir por su país ante la amenaza nazi. Poco después, el pueblo se verá tomado bajo el mando alemán. Por su parte, Isabelle lleva años escapando de diferentes escuelas hasta que decide abandonar el estudio y marcharse a vivir a París, con su padre. Éste no se mostrará muy contento de verla allí y la mandará con su hermana Vianne a Carriveau. Ambas hermanas juntas se enfrentarán así al inicio de una época dura, incierta y que les cambiará la vida a todos. Vianne intentará en un principio mantenerse al margen y portarse de forma correcta esperando la pronta vuelta de su marido… lo que se complica con la rendición de Francia ya que Antoine es enviado a un campo de trabajo en Alemania. Por su parte, Isabelle no asumirá esa rendición e intentará encontrar la forma de luchar por su país y frenar la ocupación alemana. Comenzará repartiendo pasquines que incitan a la lucha pero pronto se verá envuelta en acciones mucho más relevantes que supondrán la supervivencia de muchas personas y que la llevarán por diferentes zonas de Francia. Una lucha a la que sin querer pero con determinación llegará también Vianne interviniendo en la salvación de niños judíos, cuyos padres son deportados a campos de concentración.

La historia es fascinante y te engancha desde el principio hasta el final. No sólo podremos ver la evolución de la guerra sino cómo les cambia la vida por completo a los personajes, cómo son capaces de superar situaciones que nunca creyeron posibles y cómo luchan con garras y dientes por lo que quieren. Una historia sobre todo humana que nos acerca lo que supone atravesar ese tipo de situaciones para cualquier persona y cómo éstas sacan lo mejor o lo peor de cada uno.

PUNTUACIÓN

9

Anuncios

Un comentario en “El ruiseñor

  1. Pingback: El baile de las luciérnagas | entre líneas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s