Un regalo que no esperabas

117_grungeHace años que leí dos libros de Daniel Glattauer que me encantaron y, desde entonces, cuando encuentro un libro del autor aprovecho la ocasión para leerlo. Y si bien debo decir que ninguno me ha gustado como esos dos, sí son libros con curiosas historias, narrados con humor y que se leen muy bien. En Un regalo que no esperabas, Glattauer nos trae una historia humana, la de un hombre que, gracias a la familia, reaccionará ante una vida plana sin ilusiones ni ambiciones.

Gerold Plassek es un periodista austriaco que malvive en la sección de noticias breves de un periódico gratuito. Vive solo y, aunque tiene una hija, apenas pasa tiempo con la familia ya que la joven vive con su madre y la pareja de ésta… su única preocupación y ocupación es pasar las horas en el bar de Zoltan bebiendo sin parar junto a sus amigos. Sin embargo, su rutina diaria se verá revuelta cuando se reúne años después con una de sus ex novias, Alice. Ésta le cuenta que se va a trabajar seis meses a África y, durante ese tiempo, necesita pedirle un favor: que cuide de su hijo, Manuel, quien por cierto es también hijo de Gerold. Ante la sorprendente noticia y sin saber cómo reaccionar en un primer momento, Gerold y Manuel irán creando una relación cada vez más estrecha aunque el joven aún desconoce que él es su padre. Por si no fueran suficientes cambios en la monótona vida de Geri, en el trabajo también vivirá importantes cambios cuando los protagonistas de sus artículos de sociedad -que pasan por un momento complicado- comiencen a recibir cuantiosas sumas de dinero en nombre de un benefactor anónimo. Así veremos en Gerold un ejemplo de superación día a día gracias a este impulso en el trabajo pero, sobre todo, por la ayuda y compañía de Manuel… incluso llegará a plantearse reducir su consumo de alcohol, aunque esto último le costará bastante más.

Un regalo que no esperabas nos muestra un ejemplo de superación, un ejemplo de que somos nosotros quienes tenemos el poder de elegir entre luchar por aquello que queremos o rendirnos. También tiene muchos momentos curiosos y divertidos como en el resto de libros del autor… ese sello de identidad que no falta en sus historias y que hacen que termines sus libros siempre con una sonrisa. No es un gran libro en el sentido de que no nos mantiene excesivamente enganchados a la historia, pero sí se puede leer muy bien y no nos costará retomarlo en diferentes momentos ya que es entretenido.

En cuanto a los personajes, están muy bien reflejados tanto Gerold como Manuel, que serán los protagonistas de la historia. Y debo reconocer que sin lugar a dudas mi favorito es Manuel, un niño que ve el mundo aún con esa inocencia en la que se cree capaz de todo, de cambiar el mundo de principio a fin y que será sin duda el aliciente que Gerold necesita en su vida.

Otro de los aspectos que me gustan de este libro es que si bien nos muestra a un hombre bastante solitario, con un trabajo que no le satisface y alcohólico… en ningún momento ahonda en el drama, sino que nos muestra la situación tal y como la ve él con pequeñas visiones del exterior… gracias a esas visiones iremos tomando conciencia de la situación real a medida que leemos.

En definitiva, un libro entretenido que seguro que nos hará pasar un buen rato.

PUNTUACIÓN

6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s