El laberinto de los espíritus

Y llegamos al final de la saga El cementerio de los libros olvidados con El laberinto de los espíritus, la última entrega que fue publicada el año pasado. Un libro redondo no sólo en sí mismo sino también en relación con la tetralogía y es que nos permite cerrar todas las historias abiertas a lo…

El prisionero del cielo

Me he reencontrado con la magia de esta tetralogía gracias a El prisionero del cielo y es que, si bien la segunda parte no está mal y tiene cosas buenas, no te engancha como lo hace la primera. El motivo es que en esta tercera parte Carlos Ruiz Zafón retoma una historia que ya había…

Un regalo que no esperabas

Hace años que leí dos libros de Daniel Glattauer que me encantaron y, desde entonces, cuando encuentro un libro del autor aprovecho la ocasión para leerlo. Y si bien debo decir que ninguno me ha gustado como esos dos, sí son libros con curiosas historias, narrados con humor y que se leen muy bien. En…

Los herederos de la tierra

Hace tantos años que leí La catedral del mar que ya apenas recuerdo pequeños trazos de la historia… pero aún así, en cuanto supe que su autor, Ildefonso Falcones, había publicado la continuación, decidí leerlo rápidamente por el buen recuerdo que tenía del primero. Casi 900 páginas en las que, al igual que en la…

Un año y medio

La cercanía, la naturalidad, la humanidad y la sencillez que tiene esta novela me ha cautivado… no sólo las diferentes historias que en ella se narran sino la forma en que está escrita. Ha sido el primer libro que he leído de Silvia Soler y parece que voy a tener que buscar alguno más de…

No me dejes (Ne me quitte pas)

Las historias que narra Màxim Huerta en este libro son muy entrañables, humanas, cercanas… y el escenario es difícil que sea mejor: las calles de París; y aún así no ha conseguido ni engancharme ni gustarme, al igual que me ha ocurrido con otros libros del autor. ¿Por qué? No lo tengo muy claro, quizás…

Jane Eyre

Este libro llevaba mucho tiempo en mi lista de lecturas pendientes, pero lo que me dió el impulso final para leerlo fue una pequeña y grata casualidad. La literatura romántica y británica de época no está entre mis habituales, si bien me suelen gustar los libros que leo de este género. Y Jane Eyre me…